jueves, 24 de marzo de 2011

Epitafio para un sueño roto: Marillion - Script For A Jester's Tear

Gracias a mi amigo Xavier Rodríguez quien me dio a conocer a Marillion, este cruce británico entre rock progresivo de los setentas y nuevos románticos de los ochenta.Tremenda canción.



Script for a Jester' s Tear
Dick/Kelly/Pointer/Rothery/Trewavas
So here I am once more
in the playground of the broken hearts
One more experience,
one more entry in a diary, self-penned
Yet another emotional suicide
overdosed on sentiment and pride
Too late to say I love you,
too late to re-stage the play
Abandoning the relics in my playground of yesterday.
I'm losing on the swings, I'm losing on the roundabouts
I'm losing on the swings, I'm losing on the roundabouts
Too much, too soon, too far to go,
too late to play, the game is over
the game is over, over, over...
So here I am once more
in the playground of the broken heart
I'm losing on the swings, losing on the roundabouts,
the game is over, over
Yet another emotional suicide
overdosed on sentiment and pride
I'm losing on the swings, losing on the roundabouts,
the game is over
Too late to say I love you,
too late to re-stage the play
The game is over
I act the role in classic style of a martyr
carved with twisted smile
To bleed the lyric for this song
to write the rites to right my wrongs
An epitaph to a broken dream
to exercise this silent scream
A scream that's borned from sorrow
I never did write that love song,
the words just never seemed to flow
Now sad in reflection
did I gaze through perfection
And examine the shadows on the other side of the morning
And examine the shadows on the other side of mourning
Promised wedding now a wake
The fool escaped from paradise
will look over his shoulder and cry
Sit and chew on daffodils
and struggle to answer why?
As you grow up and leave the playground
Where you kissed your prince and found your frog
Remember the jester that showed you tears,
the script for tears
So I'll hold our peace forever
when you wear your bridal gown
In the silence of my shame
the mute that sang the sirens' song
Has gone solo in the game,
I've gone solo in the game
But the game is over.
¿Can you still say you love me.?

Guión para el llanto de un bufón
Traducción: Pablo M. Beleña/Waldo Barahona
Aquí estoy una vez más,
en el terreno de los descorazonados.
He aquí otra experiencia más,
un nuevo apunte en un diario autografiado,
incluso otro suicidio mental
con dosis excesiva de sentimiento y orgullo.
Y es demasiado tarde para decir que te quiero,
demasiado tarde para volver a representar la obra.
Estoy dejando los recuerdos en mi campo del ayer.
Me pierdo entre vaivenes, perdido en carruseles,
Me pierdo entre vaivenes, perdido en carruseles.
Es demasiado, y muy pronto, muy lejos para ir,
demasiado tarde para jugar, el juego ha terminado,
el juego se acabó, se acabó, se acabó...
Aquí estoy una vez más,
en el terreno de los descorazonados.
Me pierdo entre vaivenes, perdido en carruseles,
el juego se acabó, se acabó.
He aquí otro suicidio mental
con dosis excesiva de sentimiento y orgullo.
Me pierdo entre vaivenes, perdido en carruseles,
el juego se acabó,
y es demasiado tarde para decir que te quiero,
demasiado tarde para volver a representar la obra,
el juego se acabó.
Interpreto el clásico papel del mártir
esculpido con una sonrisa retorcida
para sangrar la letra de esta canción,
para escribir las causas de mis errores,
un epitafio para un sueño roto,
para ejercitar este silencioso grito,
un grito que nació del dolor.
Nunca escribí esta canción de amor,
las palabras parecía que no fluían.
Ahora, triste en mi pensamiento,
miré fijamente a través de la perfección
y examiné las sombras del otro lado de la mañana
y examiné las sombras del otro lado de la muerte.
Las nupcias prometidas son ahora un velatorio.
El loco escapado del paraíso
mirará sobre su hombro y llorará.
Sentado, masticando narcisos
y esforzándose en encontrar el porqué
mientras creces y dejas el terreno de juego,
donde besaste a tu príncipe y te salió rana.
Recuerda al bufón que te enseñó sus lágrimas,
el guión para llorrar.
Pero yo mantendré mi paz por siempre,
cuando lleves tu vestido de novia.
En el silencio de mi vergüenza,
el mudo que cantaba el canto de sirena
se ha quedado solo en el juego.
Me he quedado solo en el juego
pero el juego ha terminado.
¿Puedes decir aún que me quieres?

Disqus for Si por casualidad, un día

Últimas entradas

Entradas populares

Etiquetas