miércoles, 21 de diciembre de 2011

Cuando la verdadera obscenidad es la tiranía en #Cuba (Porno para Ricardo)

Me llega por un contacto en Facebook una noticia sobre un grupo de punk-rock cubano que me deja algo atónito y esperanzado. El grupo Porno para Ricardo, conocido por sus irreverentes letras anticastristas, protagonizó hace unos días una encendida protesta por la enésima prohibición que sus conciertos y grabaciones sufren en la isla bajo la dictadura de los hermanos Castro. Ante semejante censura en declaraciones a El Nuevo Herald de Miami, decidieron responder dando todos los conciertos prohibidos desde el balcón del inmueble que les sirve como estudio de grabación y ensayo al grupo, "La Paja Recold, territorio libre de comunismo y chivatones". Si no puedes ver el vídeo, casi mejor copiar directamente la crónica del citado periódico con las declaraciones de Gorki Águila, el cantante de Porno para Ricardo:

Cuando el grupo comienza a tocar en el balcón de un segundo piso la canción infantil Los músicos de Bremen, algunos niños de entre 7 y 12 años se reúnen a observar alegremente el espectáculo. Sin embargo, a los pocos minutos es cortada la electricidad del apartamento. Gorki deja el micrófono y comenta a voz en cuello: “¡Están saboteando el concierto de Porno para Ricardo! ¡Estamos tocando acá porque nos censuran constantemente! ¿Hasta cuándo?”

Tras tener un intercambio con una activista de los Comités de Defensa de la Revolución (CDR), una organización vecinal de control político, Gorki comienza a dar gritos de: “¡Libertad!”, luego baja al primer piso, sale a la calle e increpa a un vecino por haberle cortado la electricidad. En medio de la discusión aparece otro vecino. a a quien Gorki le riposta: “Aquí todo el mundo se queja de que esto es una mi..... y cuando hay que hablar, nadie habla nada!”

Un hombre de unos 70 años que viste una camiseta roja con los rostros de Fidel Castro y el Che Guevara comienza a gritar consignas a favor del gobierno y a decirle a Gorki que la calle es de Fidel y de los revolucionarios. Luego, cuando otro hombre desafía a Gorki a pelear en la calle, los músicos se llevan al líder del grupo para el apartamento. Minutos después aparece un auto patrullero de la policía y un agente intenta ingresar al apartamento. Toca varias veces la puerta. Los músicos se niegan a abrir y los agentes policiales se retiran. No hubo arrestos.“Quisimos responder a esas agresiones con música pero lamentablemente tres ancianos del barrio, que son de los pocos comunistas que quedan en esta circunscripción, empezaron a gritar consignas”, dijo el guitarrista Ciro Díaz refiriéndose al impacto del “balconazo” en el municipio Playa. “Esto es una denuncia de la represión y las cancelaciones de la Seguridad del Estado”.

Que haya gente dispuesta a plantar cara y denunciar la represión desde dentro de la propia isla y con una actitud alejada del conservadurismo me parece fundamental para que se dé un verdadero cambio político en Cuba.

Ha sido mi grato descubrimiento libertario de hoy. El nombre claramente es una referencia irónica a la banda californiana de los noventa, Porno for Pyros. Aunque si creemos lo que cuentan en la entrada de wikipedia es una reinvindicación de la libertad individual en el país más colectivista de América Latina. El placer reinvindicado por un individuo concreto. Aunque si creemos a Gorki, es una dedicatoria a un amigo suyo loco por la pornografía y la aventura, la libertad. Así lo explica en esta entrevista pública dada -paradójicamente- en el King Juan Carlos I Center de la New York University.




  



Valientes, dicen las cosas a las claras. Y esto tiene consecuencias en una dictadura repugnante como la de los Castro. Leemos en el artículo que le dedica la wikipedia:

El líder de la banda, Gorki Águila, fue detenido en 2003 hasta 2005 después de haber recibido drogas ofrecidas por una policía y desde allí se volvió opositor a lo que el considera "regimen represor" y soltado luego de una campaña internacional, y posteriormente vuelto a detener el 25 de agosto de 2008 por peligrosidad social pre-delictiva.4 Días después fue puesto en libertad tras el pago de una multa de 25 dólares, en medio de una campaña internacional por su liberación con gran resonancia mediática. Gorki Águila es representado en la película Habana Blues, sobre la nueva música independiente y underground de Cuba.

Aunque no se declaren partidarios de ninguna ideología, su afán es una sana reivindicación de la libertad individual. No hay que ser muy listo para darse cuenta que el medio, el rock, el punk, es ya el mensaje libertario, anti-autoritario y anarcoide que la irreverencia siempre lleva implícita, como bien se explica en su vídeo "Cómo joder a un comunista".

"Soy un diversionista, soy un analquista (sic) un tipo buscando diversión, su fiesta anticastrista" Dice la letra, que no es más que una sana expresión de rebeldía juvenil contra el sistema, creando el desorden y humor gamberro, la mejor arma contra el totalitarismo, el poder ostentado por putrefactos que se toman siempre a sí mismos demasiado en serio.



Explorando sus canciones en Youtube, encontramos algunas perlas maravillosas llenas de referencias a las fuentes de mejor punk y rock en las que beben y que mezclan de modo ecléctico. Son dos décadas de rock duro condensada en una sola banda, se entiende que reúnen ellos solos todas las bandas que el comunismo no permitió. Leyendo el Pravda es un himno libertario y antitotalitario del mejor rock-reggae. Su denuncia a las formas anquilosadas de la cultura oficial -la trova cubana o la música soviética, como los músicos de Bremen- se muestra en su mofa de los uniformes escolares de los pioneros de la revolución y sus desfiles. Son un esfuerzo de deconstrucción de la educación represiva del periodo de influencia soviética, al que responden con una visión autoirónica de los referentes alternativos del el rock en inglés, (por ejemplo el cover de inglés delirante Don't Cry de los Gun's & Roses, una denuncia implícita del aislamiento cultural del país). Aunque mi favorita es El comandante una crítica directa al tirano. Muy pegadizo su estribillo "No coma tanta pinga comandante". También son interesantes la denuncia directa al sistema comunista o la Internacional o a la policía cultural. Lo que les ha pasado a estos chicos es que aunque no les guste la política, inevitablemente ellos le gustan a ella. La falta de libertad por la fuerza obliga a tomar posición: su mensaje es libertario, individualista, donde la frontera a defender es la propia piel, libertad para consumir, de pensamiento, de expresión.

Por eso se entiende que tengan un programa político meditado para cuando llegue la libertad a ritmo de ska: despingar al delegado.

LARGA VIDA A PORNO PARA RICARDO. VIVA LA LIBERTAD. AQUÍ, UN ADMIRADOR.

Disqus for Si por casualidad, un día

Últimas entradas

Entradas populares

Etiquetas