martes, 13 de diciembre de 2011

Camino de servidumbre bajo una #Eurodictadura

Leo con estupefacción el nuevo artículo de Manuel Llamas en Libertad Digital. En resumen lo que nos dice es que no habrá más quitas a la deuda soberana como ocurrió con Grecia, lo que supone la quiebra del plan, sensato, de los alemanes de aplicar quiebras ordenadas a las entidades bancarias y países en bancarrota.



Si no fuera por la labor de periodistas independientes como Llamas o el europarlamentario Nigel Farage, los ciudadanos no nos enteraríamos de cuestiones escandalosas como que en un tratado aprobado el pasado mes de julio, todos los países europeos siguen perdiendo su soberanía nacional a favor de poderes centralizados que no responden a ningún control democrático o judicial. Este nuevo monarca tiránico se llama Fondo de Rescate Europeo Permanente (ESM por sus siglas en inglés). Es un organismo que puede reclamar en cualquier momento la transferencia de 700 millones de euros -u otra cantidad mayor si lo decide- a los países miembros en un plazo de 7 días y sin ningún tipo de responsabilidad judicial o jurídica, con plena inmunidad. La finalidad es poder rescatar bancos o países con cargo al erario público de los países del euro a costa del sacrificio fiscal de los ciudadanos. Para cubrirse las espaldas ante posibles demandas y reclamos de esencial justicia contra este robo, este organismo se dotará de inmunidad jurídica.  Como resume Llamas:

"el citado documento supone una profunda reforma encubierta de la zona euro y de la UE, ya que su funcionamiento podrá influir de forma sustancial en los presupuestos nacionales de los países miembros, con la consiguiente cesión implícita de soberanía. Y ello, a través de un particular cuerpo de burócratas no electo que, como gestores del ESM, gozarán de inmunidad judicial, sin necesidad de rendir cuentas ni ante los tribunales ni ante los electores"


Esto es un verdadero escándalo. ¿Qué temen estos burócratas pagados por la banca? ¿Una revuelta a la Islandesa? ¿Perder el dinero de sus malas inversiones? Uno no puede evitar en pensar en el paso de la república al imperio romano, mediante la introducción de dictaduras para responder a crisis coyunturales y mediante el cesarismo llegar al imperialismo, un centralismo que acabaría dando al traste con el propio estado romano.

El alma liberal de la Unión Europea está cada vez más debilitada en favor de este socialismo financiero que sólo socializa las pérdidas entre los contribuyentes. Ya se sabe que el mejor tipo de mercantilismo -para los mercantilistas, se entiende- es el que no tiene ningún tipo de responsabilidad política o jurídica, la fascista. Si esto es el nuevo europeísmo, que no cuenten conmigo:





Disqus for Si por casualidad, un día

Últimas entradas

Entradas populares

Etiquetas