sábado, 26 de febrero de 2011

No a los 110 km/h:

Me gustaría expresar mi rechazo sin paliativos a la medida anunciada por el Ministerio de Fomento de cubrir 6.000 señales de tráfico con adhesivos de vinilo para modificar los límites de velocidad de 120km/h a 110km/h en las carreteras españolas. Y lo rechazo por las siguientes razones:
  • Primero, por el coste añadido a las arcas públicas y por tanto, al sufrido contribuyente, de unos 250.000 euros que son perfectamente prescindibles.
  • Segundo, porque el argumento de que así se ahorra combustible en un momento en el que ha subido el precio del petróleo es falso dados los diferentes combustibles empleados, los distintos tipos de motor, eficiencia y potencia de los vehículos que circulan por nuestras vias.
  • Tercero, la medida es perjudicial porque crea inseguridad jurídica al establecer una modificación de las reglas de conducción de manera transitoria, lo que conduce a confusión y puede alterar innecesariamente la seguridad de la conducción.
  • Cuarto, dichos adhesivos son inseguros para la circulación porque a fecha de hoy no sabemos si cumplirán con las normas de homologación de visibilidad diurna y nocturna en todas las circunstancias y si podrán sufrir desprendimientos o alteraciones causados por la climatología o por acciones premeditadas de usuarios de la via.
  • Quinto, obviamente esta medida oculta un afán recaudatorio espúreo de las administraciones públicas mediante aún más sanciones y multas por exceso de velocidad.
  • Sexto, me opongo frontalmente a esta medida porque es una medida paternalista que recorta aún más las libertades individuales completamente asediadas y cercenadas por este gobierno socialista de Rodríguez Zapatero.
  •  Séptimo, la medida parece diseñada para levantar polémica y distraer el foco de la atención pública de la crisis, de la deuda, del paro, del caso faisán de los chivatazos policiales a ETA, de la corrupción socialista en Extremadura, Andalucía y Castilla-La Mancha o las armas vendidas a Gadafi por el España y utilizadas para masacrar a la población de Libia. Pero que sepan los socialistas liberticidas que no nos engañan, ni olvidamos, ni perdonamos todas y cada una de sus barrabasadas por mucho que intenten diluir la atención con medidas demagógicas como esta.
Esta medida nos aleja de avanzar hacia el logro de vías más seguras que permitan límites de velocidad proporcionales al buen diseño y potencia de los automóviles actuales; es una medida que nos distancia de los países del resto de Europa más avanzados donde se puede circular a 140 km/hora o sin límite de velocidad por autopistas. Una vez más nuestro gobierno se empeña en aplicar una medida costosa, insegura, inútil, punitiva y liberticida que perjudica a la sociedad en su conjunto. La sociedad española no puede aguantar más agresiones a las libertades individuales por parte de este gobierno agotado y sin ideas para salir de la crisis como no sea seguir sangrando económicamente a sus ciudadanos y siempre a costa de su libertad y seguridad. Por todo ello apoyo completamente el comunicado del Partido de la Libertad Individual que se expresa en este mismo sentido, así como el movimiento ciudadano contra la medida y a favor de los 140km/h en autopistas y autovías.

Disqus for Si por casualidad, un día

Últimas entradas

Entradas populares

Etiquetas