martes, 22 de febrero de 2011

Freedomain Radio: la muerte de la clase asalariada/subvencionada

Hoy me gustaría dejaros un vídeo de Freedomain Radio, una radio libertaria, que emite con podcasts y videos en un interesante canal de youtube. Al menos para los que les interese este enfoque de pensamiento y análisis. Eso sí, está inglés y de momento no presenta subtítulos en castellano. Está gestionada, producida y presentada por Stefan Molyneux. El amigo Stefan vive en Mississauga, Canadá. Co-escribió el cortometraje After, en 1998. Sus ensayos han sido publicado en sitios web de solera ancap como LewRockwell.com, Antiwar.com, o Strike the Root. Se adhiere al anarcocapitalismo y acuñó el término DRO (Dispute Resolution Organizations). Ha publicado la novela Revolutions (2004). Es también defensor del ateísmo y del objetivismo. En 2006 el tipo dejó su trabajo como desarrollador de software y comenzó a producir Freedomain Radio a tiempo completo; con apoyo de donaciones de los oyentes y las ventas de sus libros vive con autonomía. En 2007 estuvo entre los 10 finalistas del People's Choice Podcast Awardees, en el área de "educativos".

      En el vídeo que os dejo hoy da su opinión sobre qué espera, si se sigue la lógica del análisis de la escuela austríaca, que ocurra con la clase asalariada/subvencionada, al menos en Estados Unidos. Aunque este esquema pueda trasladarse sin mucho problema a todas las democracias actuales que gestionan un Welfare State. El esquema cortoplacista de las elecciones, lleva a que los partidos "compren" sus votos -promesas electorales que conllevan gasto público- con cargo a los presupuestos del Estado. Pero este esquema no puede prolongarse indefinidamente sin caer en un déficit público cada vez mayor. El déficit alimenta la deuda pública, en un país embarcado en un Warfare ruinoso heredado de la gestión de Bush al que se sumará la carga de gasto de la reforma sanitaria de Obama. Esta situación, alimentada por una visión cortoplacista, no es sostenible a largo. Este dinero con el que se compra a votantes y grupos de presión, no es más que el adelanto, con intereses, de los impuestos que habrán de pagar nuestros hijos. A mayor presión fiscal, menor iniciativa empresarial, y por tanto, más paro y más dependientes. La consecuencia de este esquema insostenible es la bancarrota primero del tejido productivo y después del estado que parasitariamente se alimenta de él. De un modo u otro la implosión será  inevitable,  y habrá una transición hacia un sistema autosostenible en un mercado libre en el que cada uno tendrá que ser responsable de sí mismo. Las políticas anunciadas por Cameron esta semana parecen confirmar esta lógica de pasar de un Gran Gobierno a una Gran Sociedad de servicios liberados de este monopolio estatal. Esta transición será dolorosa, porque cogerá con el pie cambiado a las masas dependientes del dinero estatal -asalariados,  funcionarios y subvencionados-. Cuando se acabe el dinero y nos demos cuenta de la irracionalidad de esperar vivir del dinero o la riqueza aportada por los demás, podemos estar seguros de que serán los más débiles los que antes sufran este cambio, pero al que será difícil resistirse sin crear mayores problemas económicos.

Disqus for Si por casualidad, un día

Últimas entradas

Entradas populares

Etiquetas