lunes, 7 de abril de 2008

WORTH SQUARE



Dime general,
¿qué horror viste
en el pacifismo de tu primera fe
que te hizo colgar
el mandil cuáquero
y empuñar el sable marcial?

¿Qué demonio sediento
te empujó a ser vanguardia
de un nuevo imperio,
a sojuzgar a pueblos enteros
más allá de tus fronteras?

Pese al nombre de tus padres,
dime general,
¿mereció en verdad la pena
tanto dolor sangriento
a cambio de esta fría y rígida
última erección de muerto?

Hoy todos le dan la espalda
al viejo rincón marchito
en el se apilan tus huesos,
mientras admiran, extasiados,
la esquina por antonomasia.

Quizás tú ya no lo sabes,
pero también fuiste víctima del
odio avaro en tiempos del cólera.

No, I am sorry, you were not Worth it.

(New York City, 7 de abril de 2008)

Disqus for Si por casualidad, un día

Últimas entradas

Entradas populares

Etiquetas