lunes, 14 de abril de 2008

Respuesta a Javier Feijoo del blog ASINA

Escribe Javier Feijoo en su blog:

http://castuamente.blogspot.com/2008/04/bienvenida-giquipeya.html

"Y no quisiera terminar este escrito sin mencionar la frase que más me ha llamado la atención del detractor análisis que sobre este asunto y bajo el título ‘Glocalización” y ‘Güiquipeya’ emite el Sr. Pulido, Dr. en Filología de la UEX e investigador postdoctoral de la Junta en la New York University (EE.UU.) Dicha frase dice literalmente: “El mundo entero nos está mirando”. A lo que yo le respondo, que ya era hora, porque ya son nueve años los que lleva en vigor el Artículo 60 de la Ley 2/1999, de 29 de Marzo, de Patrimonio Histórico y Cultural de Extremadura, que dice literalmente:

'Los bienes etnológicos intangibles como usos, costumbres, creaciones, comportamientos, las formas de vida, la tradición oral, el habla y las peculiaridades ligüísticas de Extremadura serán protegidos por la Consejería de Cultura y Patrimonio en la forma prevista en esta Ley, promoviendo para ello su investigación y la recogida exhaustiva de los mismos en soportes que garanticen su transmisión a la generaciones venideras...'

Como habrán observado, no he mencionado a Luis Chamizo, ni a tantos otros autores que siempre buscaron, y aún buscan y buscamos, esa autoestima que se reconforta en nuestra identidad lingüistica y en el orgullo de ser, sentirse y expresarse con nuestros acentos, nuestro léxico y nuestras composiciones morfosintácticas. Sabida es la frase de que todo idioma, válido para que un número de personas se entiendan, no es más que un dialecto con un ejército detrás. Pues bien, sirva este escrito como impreso de mi alistamiento a filas del ejército de la “Güiquipeya”, y de cuantos otros ejércitos respalden el contenido íntegro del citado Artículo 60, cuyo texto debería estar recogido en las leyes de todos los países del mundo, para evitar que, en poco menos de un siglo, desaparezcan más de la mitad de las hablas del planeta."

-------------------------

Bien Javier, no sé si se ha entendido mi argumento. El estudio etnológico, la recogida, catalogación y estudio del patrimonio oral y lingüístico de Extremadura es algo siempre positivo porque es un avance dentro del campo de la lingüística descriptiva e histórica.

Lo que no encuentro igual de positivo es que estos rasgos dialectales, diversos y variados según los pueblos y los estratos sociales, se agavillen en un fascio uniformado y se cree un monstruo, un frankenstein lingüístico --que no deja de ser morfo-sintácticamente español, pero deformado--. Y lo que es peor, que se use este engendro artificial e impostado para "traducir" textos del español o para crear cualquier tipo de textos.

Amigo, eso se llama impostación, engaño, mentira. Y no es más que un orgullo propio mal entendido, fruto de un complejo de inferioridad, de un miedo reaccionario a la verdadera modernización de la región. Estudiemos la historia, estudiemos la cultura, pero la lengua propia de Extramadura es el castellano o español normativo en la escritura, que tiene diversas realizaciones locales y sociales en la expresión oral. Lo que es evidente es que no existe una lengua extremeña propia, "estremeñu", "castúo" o como se quiera llamar. Nadie habla así en Extremadura. Pero no ya ahora, año 2008, sino que jamás la población extremeña ha usado semejante engendro de forma oral o escrita. Lo de Chamizo y Gabriel y Galán también es una impostación, una licencia poética, si se quiere, pero no una lengua. Por favor, un poco de rigor científico.

En cualquier caso, el error no me da tanto miedo como el "ejército". Creo que los fascistas del etnicismo etarra se llaman a sí mismos "ejército". Lo que hagan los que no tengan una formación ligüística seria no es tan peligroso como la imposición a la población del invento. Si el engendro se quisiera imponer en los colegios puede estar seguro que van a contar con mi oposición más nítida y firme.

Disqus for Si por casualidad, un día

Últimas entradas

Entradas populares

Etiquetas