miércoles, 29 de octubre de 2008

Obama becario de Rodríguez Zapatero



En España alguien dijo que Obama era el Zapatero negro. Y algo hay de cierto en ello. Después de Bush y Aznar con sus gestión desastrosa del Chapapote y Nueva Orleans tras el Katrina, la guerra de Irak, los atentados terroristas de 11s y 11m, el precio de la vivienda por las nubes, la inflación que venimos sufriendo desde el redondeo del euro, nada puede ser peor. Por la fuerza cualquier cambio ha de ser un alivio. La gente aquí está harta de Bush como todos estábamos de Aznar en 2004. El chiste viene de la constatación de que ambos políticos, Zapatero y Obama, encarnan la esperanza de cambio en la política, si no de contenidos, al menos de forma. Temen que la gente se levante y vote, vote en contra de los ineptos y los avariciosos.
No es que Obama vaya a ser el becario de Zapatero, sino que Estados Unidos y España podrán colaborar como las dos naciones aliadas que son. McCain ni siquiera sabía situar España en el mapa, un país miembro de la Unión Europea, la OTAN y que contiene varias bases militares esenciales para mantener sus intereses geoestratégicos el Oriente próximo y en la costa del Mediterráneo sur. La ironía viene por las legítimas pretensiones de España de formar parte de la próxima cumbre del G-20. Que Bush se vaya pronto a dar clases a Georgetonw con su amigo José Mari y dejen los dos a la siguiente generación de políticos solucionar los problemas creados por ellos.

Disqus for Si por casualidad, un día

Últimas entradas

Entradas populares

Etiquetas